viernes, 30 de agosto de 2013

Volvo P1800 ES (1970) - Minichamps 1/18

El proyecto del Volvo 1800 empezó en 1957, cuando el fabricante sueco quiso ofrecer un auto deportivo, para ello encomendó al ingeniero Helmer Petterson que en 1940 había sido el desarrollador del exitoso PV544.

El diseño del auto le pertence, a pesar de que Volvo siempre insistió en que era un diseño italiano de Frua, pero terminó reconociéndolo recién en 2009.
Frua, una subsidiara de Ghia construyó los tres primeros prototipos, designados P958X1, X2 y X3

En principio se había acordado con el carrocero Karmann para que se encargara de la producción en serie, pero a último momento su principal cliente (VW) le prohibió tomar ese trabajo, temiendo la competencia del Volvo con autos de su producción.

Esto casi hace fracasar el proyecto, finalmente Volvo acordó con el fabricante inglés Jensen Motors por un total de 10.000 unidades, y así el auto fue finalmente presentado en el salón de Bruselas en enero de 1960.
Equipaba el motor B18, B por “bensin” = nafta en sueco y 18 por la cilindrada 1800

Imagen

Su popularidad vino en 1962 de la mano de la serie “El Santo”, cuyo protagonista Simon Templar, interpretado por Roger Moore conducía un P1800 blanco.

Imagen

Como hecho curioso, inicialmente se solicitó a Jaguar el aporte de un E Type para la serie, pero la fábrica adujo que ya tenía suficiente demanda y no necesitaba de prensa adicional.
Recién después entra en escena Volvo, a quien el éxito de la serie le hizo incrementar sus ventas y convertir al P1800 en un ícono de la época.
Roger Moore estaba tan a gusto con el auto, que luego de la serie compró uno para su uso personal.

Vemos aquí el auto de la serie en un museo.

Imagen

Se produjo a lo largo de la decada del 60 y hasta 1973, en versiones S y E según iba evolucionando la motorización, hasta llegar a 1970 cuando se presenta la variante ES, es decir la rural, que equipaba la mecánica más moderna del modelo E a inyección.

Imagen

Precisamente de éste último modelo se trata el ejemplar que hoy ilustra este topic.

La rural, en 1/18 y el coupé en 1/43 como comparativa de escala.
Ambos producidos por Minichamps.

Imagen

El diseño de la rural es sencillamente hermoso, a mi juicio aún más lindo que el coupé.
Imagen
Esa zaga acristalada, hoy enseguida recuerda al moderno C30, el cual parecía haber roto los moldes de diseño en esta materia.
Sin embargo, parece que el concepto no es nada nuevo en la marca...
Imagen
En general Minichamps ha hecho un trabajo sobresaliente, desde el color muy logrado asi como la aplicación de la pintura, los cromados son muy buenos, lo mismo los cristales muy finos y transparentes
Imagen
Las insignias, en fotograbado tanto en frente como en zaga, complementan los conjuntos ópticos en acrílico de distintos colores, con sus delicados marcos cromados.

Imagen

Imagen
El interior, acorde a lo que Minichamps ofrecía en esos momentos y que muy pocas veces estuvo al mismo nivel aun en miniaturas de fabricación más reciente.

Imagen
Capot con interior pintado en negro, portón trasero con reproducción de pistones neumáticos que lo sostienen en cualquiera de sus posiciones, interiores con alfombra y cinturones completan el cuadro de alta calidad general que solia ofrecer Minichamps entonces.

Imagen
El motor no está lejos de esa norma, con todos los elementos, colores y texturas que uno espera encontrar en un modelo de esta escala y valor.Imagen

Por último, la consabida de los bajos, que ya son marca registrada de estos posts.

Imagen
Conclusión, una miniatura muy lograda, en su momento fue una de mis favoritas por la belleza de su diseño. Hoy dia está fuera de catálogo hace casi una década, lo que la convierte en una pieza altamente valorada no solo por su rareza sino también por la calidad que hemos apreciado en las fotos que ilustran este post.
Espero les haya gustado.

jueves, 22 de agosto de 2013

Audi RS5 (2010) - Schuco 1/43

Esta es una de esas compras no planeadas, las que se dan por casualidad o bien porque la oferta resulta irresistible, como fue el caso concreto de este Audi RS5, de Schuco caja negra en 1:43.

El RS5 lanzado en 2010 es la versión deportiva del A5, concebido para competir con el BMW M3.


Si bien es de diseño demasiado moderno para mi gusto, creo que es una pieza que llama la atención por su belleza tanto de líneas como de acabados.
Imagen

Y suma puntos también el color azul, con esa tonalidad tan bien lograda y excelentemente aplicada.

Imagen

Contrastan a todo esto, sus llantas en gris gunmetal de hermoso diseño, que esconden cálipers con logo RS5 que, desafortunadamente su posición al tomarlas no dió lugar a apreciarlos bien.

Si se mira con atención en la siguiente toma, se logra distinguirlos

Imagen

Sus interiores en rojo, le otorgan ese plus que un deportivo de este calibre debe tener, sumado a la consola y tablero que se destacan por su prolijidad y meticulosa serigrafía.
Imagen

Imagen

Los detalles son de primera, anillos fotograbados en parrilla y tapa de baul

Imagen

Conjuntos ópticos muy bien resueltos, sin rebabas o detalles detectables con el macro.

Imagen

La consabida de los bajos, donde deja ver el esmero que le puso Schuco a todos los detalles.

Imagen

Ahora sí, la última para cerrar el post

Imagen

Saludos!

lunes, 19 de agosto de 2013

Chevrolet 1946 - Highway 61 1/16

Para Chevrolet, asi como para muchos fabricantes de esta industria, el año 1946 ya finalizada la segunda guerra, significó el regreso a producción de modelos de preguerra, que por necesidad habían sido discontinuados.

En el caso de los camiones, algunos siguieron produciéndose durante la guerra, casi sin cambios a lo largo de ella, con lo cual en 1946 había muy pocos lanzamientos nuevos en esta materia.

Chevrolet todavía utilizaría por dos años más el diseño “art deco” en sus pickups y camiones, una estética que mediante la imagen pretendía dar impresión de fortaleza y masividad, con grandes curvas, parrillas cromadas y faros prominentes.


A pesar de ello, los motores eran los mismos de siempre, con algún que otro retoque para darle algo más de potencia, solo los chasis habían recibido una plataforma más grande y algo actualizada.

Esta era finalizaría en 1948, con la llegada del nuevo concepto “Advanced Design” para las futuras líneas de pickups y camiones.



La Miniatura

Quizá el término miniatura no sea el apropiado, pues se trata de un masivo camión reproducido en escala 1/16 (que convive perfectamente con la 1/18) por la firma Highway 61, subsidiaria de ERTL, marca distinguida por ofrecer detalles y terminaciones muy por arriba de su marca madre.


Comercializado como "Grain Truck", que en criollo sería "cerealero".

Si los miramos detenidamente, lo único que distingue a un 41 de un 46 (dicen los expertos) es la hoja del paragolpes. Y paremos de contar...


Es un poco difícil, por no decir incómodo, fotografiar este bicho.
A menos que tengamos un diorama de 1m2 siempre se nos escapa del fondo.
Ni hablar de manipularlo, para darlo vuelta. Todo un desafio.

Alejémonos un poco más, y tomemos verdadera noción de la escala.
Para ello, pongamos un conocido Lesney Matchbox, no junto....sino literalmente debajo... 


Ahora bien, ya podemos disfrutarlo más de cerca:


La combinación cromática es la justa, el negro profundo y brilloso de su carrocería contrasta con los filetes de cintura y las llantas en rojo, asi como con la símil madera que simula en su caja de carga.


Y cuando digo brillo, es brillo...


Bajemos un poco y veamos esas ruedas que tanto llaman la atención.



La simulación de la madera está muy bien lograda, solo el tacto es capaz de develar dicho engaño.


La vista trasera, nos regala unos sorprendentes "barreros" de goma con logo de la marca.
El pequeño portoncito es operable -ya veremos- para permitir la descarga del cereal.


Ahora que dimos la vuelta entera, vamos por lo que está oculto.
Empezamos por el motor:


Para los fans de Chevy, un prolijo 6 en linea con todos los chiches.


Puertas con auténticas bisagras metálicas que abren a más de 90°, y cerraduras que mediante un "click" las mantienen en su posición cerrado.


El interior, profusamente detallado, tanto tablero como techo, palancas y guantera operable.


Movemos con el dedo la palanca hacia atras y liberamos la volcadora...


El mecanismo es sencillo y efectivo, el pistón hidráulico libera su presión y hace elevar la caja lentamente, con un efecto muy real. 

Desde otro ángulo, se aprecia el cilindro hasta "transpirado" de aceite, todo pegajoso.
Se ven también los brazos que accionan la caja.


Aquí vemos la pequeña compuerta abierta, que al volcar permite descargar el cereal.


Y para terminar la labor, tomamos la pala (que el mismo modelo trae) para sacar hasta el último grano.
Mango y hoja en metal le dan un realismo al tacto sorprendente.


Verlo de abajo no es tarea sencilla, requiere ciertos cuidados.
Ponemos algo bajo la caja y ahora si apoyamos tranquilos:





Se puede ver la varilla de alambre que vincula la palanca con el gatillo que libera al volcador.
El cardan, gira también al mover las ruedas.
La parte trasera, incluye una auténtica rueda de auxilio.

La anteúltima foto, cenital.


Y para finalizar, una imagen que lo muestra en todo su esplendor.


Sin dudas una de las piezas preferidas de mi colección.

domingo, 11 de agosto de 2013

Alfa Romeo TZ (1963) - AUTOart 1/18


El Alfa Romeo TZ (siglas de Tubulare Zagato) por su alma de chasis tubular y diseño de Zagato, fue construido entre los años 1963 y 1967 como vehículo de competición destinado al Gran Turismo.
Para homologarlo en dicha categoría, sería necesario al menos fabricar 100 unidades.

Su diseño de coda trunca , recurso que mejora la aerodinamica, es su característica distintiva y singular además por esa luneta de 3 cristales.
Montaba el conocido motor 1600 doble árbol y encendido Twin Spark, que erogaba saludables 160cv.
En 1965 la carrocería fue rediseñada casi por completo, a mi gusto perdiendo mucho de su estética, con el objeto de mejorar la aerodinámica.
Surge así el TZ2
Aquí vemos ambos, tal como reposan en el Museo Storico de la marca.
Al fondo a la derecha asoma un Disco Volante, otro ícono de diseño de Alfa.
Imagen

La Miniatura
Ejemplar muy deseado en esta escala mayor, como fan de Alfa que soy.
Y fresquito, recien llegado de su viaje desde la acrópolis griega (las cosas de la globalización...)
Imagen
Como no podía ser de otra manera, AUTOart supo captar las formas y reproducirlas a la perfección.
Habiéndolo estudiado previamente por fotos en la web, sabía muy bien con qué me iba a encontrar al sacarlo de su caja.
Recorrámoslo juntos.
Imagen


Lo que entonces vi en fotos no daban idea que fuera tan pequeño.
Acostumbrado al tamaño promedio de cualquier auto 1/18, lo primero que salta a la vista es que sobra caja por todos lados, pues el tamaño de ésta es el estandard de cualquier AA serie Millenium.
Lo siguiente que llama la atención es la sobriedad del conjunto.
Tal cual el prototipo, líneas muy limpias, ausencia de ornamentos y cromados.
Llantas de chapa en gris sin tapacubos, bien racing.
Imagen 
Ahora bien, todo eso que se ahorraron en grandes lujos lo volcaron al molde y la pintura.
En ese aspecto, es uno de los mejores modelos de AA que he tenido en mano.
Las imágenes hablan por sí solas, cuesta creer que se pueda moldear el zamak tan refinadamente.

Esas tomas de aire son operables, todavía no entendí bien cómo hacer para que queden abiertas, por ende so pena de cargármelas como diría un español, preferí no tocarlas.
ImagenVamos dando la vuelta, para ir a la parte más interesante, la zaga.
Como comenté antes, su ángulo más personal.

A todo esto, la pureza de ejecución sigue sorprendiendo.
ImagenImagenFormas que remiten un poco a esos bólidos del TC autóctono de fines de los 60 y principios de los 70, fruto seguramente de copia de estos prototipos 
Imagen

 Del interior, debo confesar que esperaba más, no lo sé, algo más de detalle.
O poniéndome en purista, que esas ventanas tuvieran el cristal deslizable, hoy dia totalmente factible.
Ni hablar de un clásico volante con aro de madera, como en la mayoría de los Alfa.
Pero no, resulta que el verdadero era así, lo que se dice fidelidad a ultranza.
Por el resto está correcto, siendo un auto de carrera su interior es bien espartano.
Imagen